viernes, 17 de noviembre de 2006

Semanita Shungui...

Para rematar la semana, llevo 20 minutos escribiendo un post que se me acaba de borrá... cagontó!!

Sólo quiero recordar los fragmentos que tristemente escribí hace un rato acordándome de cosas que escuché esta semana:

Si en lugar de contemplar la imagen del espejo
Te despeinas un poquito y miras hacia dentro
Yo no digo ni que si, ni que no, a lo mejor
Desaparezcan tus miedos...

No puedo mas
Estoy cansado de morder la soledad
De no secarme esta angustia que me empapa
Todas mis cosas se han manchado de ansiedad
No puedo mas...

Una semana mala la tiene cualquiera... y hay pocas cosas importantes esta semana que me hayan hecho sonreir de verdad... supongo que eso, junto que alguna que otra llamada anónima, hace que esta semana la deje a un lado y se enfríe como los platos de puchero que me ponía mi querida madre...

Ahn, y no penséis que dejo de ser optimista, lo que ocurre es que creo que necesito un gran cambio de aires en mi vida, pero no sé si me apetece ahora mismo.

No me gusta escribir esto... pero es lo que ahora mismo llevo por dentro.

Escuchando: Querida Enemiga - El Barrio

7 comentarios:

*Lady Laura* dijo...

No te puedo decir nada que no te haya dicho ya hoy, pero solo que no me gusta verte así pues un pedazito de mi lo pasa mal, quiero a mi Migué con sus risas, sus chistes tontos y sus frases únicas, mañana cuando amanezcas quiero oir tu voz e imaginar tu sonrisa, miles de besos y millones de abrazos.

*Angulin* dijo...

po si que tienes que tené imaginasión... :)

Anónimo dijo...

La verdad es que no puedes ayudar a una persona cuando realmente no sabes bien lo que le pasa. Pero espero que pronto pase tu amargura y seas feliz.

Yo pasé por un año caótico y estaba exhausta, no podía aguantar más. Podía pasar días llorando por dentro y cuando explotaba todo se venía abajo. Es algo que tuve que pasar sola, nadie ni nada pudo ayudarme. Lo más sorprendente de todo es que la persona que me ayudó era una persona que llegó a mi vida por casualidad, y que ahora está por ahí, no podemos vernos porque nos duele, pero los dos sabemos que siempre estaremos unidos por un hilo imaginario, (suena cursi, pero es real).
Ahora estoy muy feliz. Pero lo mio me ha costado ...Deseo que tu tambien estés bien pronto.

Ánimo y pa´lante niño!!!

*Angulin* dijo...

Beth: Gracias por el cariño que me muestras. Lo cierto es que sin conocerte de nada casi que ni lo merezco, pero pareces una tía de PM. Yo supongo que también puedo llegar a comprenderte a ti... pero supongo que la moraleja es que esto hay que superarlo sólo y acompañado de buenos amigos. Bss.

Macarena dijo...

Si, lo tienes que hacer, un cambio de aire siempre es bueno, en cualquier momento... Como ya te dije, preocúpate por tu bienestar primero y después piensas si estuvo bien o estuvo mal.

Por otra parte una semana mala la tiene cualquiera, el problema es que a veces uno siente que esa semana nunca va a cavar...

Saludos y cariños!!!

Anónimo dijo...

Gracias, pero yo tambien he hecho de las mías. Hacer daño a las personas que quieres es algo que no se olvida núnca... se les daña sin querer ...(bueno, no me quiero acordar que me pongo triste).(Te lo explico porque esa fué la razón por la cual estuve mal mucho tiempo).

Pónte alegre rápido :-)

CeReZa dijo...

Realmente esas malas rachas pasan y luego todo vuelve a su cauce natural. Lo bueno de ello es poder aprehender lo que te hace disfrutar de veras y aplicarlo a estos bajones de que cuando en cuando se dan.

¡Menos mal que no hay mal que cien años dure! (ni cuerpo que lo resista)

Un besito.

PD. Ya le comenté a mi niño lo del viaje. Ahora sólo me queda ahorrar un poquito y así poder juntarnos con un buen dinerito para el viaje y los indefinibles souvenirs jajaja Gracias.

Ciao!!